viernes, 26 de febrero de 2010

POR QUÉ LA IGLESIA PERMITIÓ COMULGAR A FRANCO






El obispo auxiliar de Madrid y portavoz de la Conferencia Episcopal, Juan Antonio Martínez Camino, ha clarificado, tras muchos años de cómplice silencio, por qué la Iglesia Católica no excomulgó al dictador Franco a pesar de que estampara su firma en tantas sentencias de muerte.


Cuando se le preguntó al obispo, en rueda de prensa, si la Iglesia perimitiría comulgar al Rey en el caso de que sancionara con su firma la ley del aborto, Camino respondió que la situación del monarca "es única" y, por tanto, "la Iglesia no debe posicionarse ni tampoco aplicar principios generales para una situación única como la suya", ya que "la firma del Rey [en esta ley] no tiene la misma consideración moral que la del voto de un parlamentario".


Como podemos ver, se trata de una ambigua y enrevesada respuesta (muy en línea con la hipócrita y retorcida diplomacia vaticana) de la que fácilmente podemos deducir que la situación del dictador Franco también fue "única" y quedaba al margen de la del resto de los mortales, circunstancia que explicaría, al fin, por qué la Iglesia Católica española le permitió comulgar, e incluso ir bajo palio, muy a pesar de sus reiterados "atentados contra la vida humana" (por definir la pena de muerte con las mismas palabras que la Iglesia califica el aborto).


Deberíamos agradecer al obispo Martínez Camino que, de un modo tan ambiguamente explicito, haya puesto en claro por una vez la línea ideológica que Iglesia Católica sostiene respecto a la pena de muerte y su particular visión del derecho a la vida.


miércoles, 24 de febrero de 2010

POBRES DIPUTADOS DEL PP VALENCIANO




Tras conocer la declaración de bienes de los diputados del PP valenciano no tengo mas remedio que asumir que ser de derechas ya no es sinónimo de solvencia económica. Es pues hora de cambiar los viejos clichés para adaptarse a una nueva realidad social.


En este nuevo orden nacido de la transparencia patrimonial de los populares, puedo al fin entender (y hasta justificar) que Francisco Camps, con un escuálido patrimonio de 2.294 euros en el banco, la mitad de un piso de 110.339 euros y un coche con 15 años de antigüedad, no pudiera pagarse aquellos polémicos trajes de Milano. Que injusto fui cuando le critiqué por aceptar las dádivas de un amigo del alma que solo pretendía investir de dignidad a un hombre que nos representaba a todos los valencianos. Aquella obra de caridad no fue cohecho, ahora lo veo claro, sino solo un acto de neutral y justa honestidad por parte de Correa y el Bigotes.


Rectifico, también avergonzado, haber censurado el radiante semblante de felicidad de nuestro president cuando condujo aquel flamante Ferrari con Rita Barberá (propietaria de un triste Lancia de 21 años que debe estar para el desguace) como copiloto. A la vista del patrimonio declarado por el señor Camps, es más que comprensible que el honorable tuviera mono de coche nuevo. ¡Y como lo disfrutó el pobre! Que injusto habría sido dejarlo sin un paseo como aquél como justa recompensa a sus abnegados servicios a la Comunitat que preside.


Que falta de delicadeza la mía cuando enjuicié la opulencia de nuestros honrados políticos de derechas. Ahora lo sé. Tan solo era una fachada que ocultaba la luctuosa pobreza con la que convivían en estoico silencio. Sin duda, los carísimos pelucos que lucían en sus muñeca, los coches de lujo que conducían y la ropa cara que tan bien les sentaba no eran mas que vulgares imitaciones o, en el mejor de los casos, dádivas de ricos verdaderos que pretendían ensalzar la dignidad de unos servidores públicos que, sin duda, consagraban sus sueldos íntegros para sufragar unos gastos que su moral les impedía cargar al erario publico.


Desde aquí proclamo mi admiración por los políticos del PP, unos honrados profesionales de la gestión pública que han demostrado saber sobrellevar con encomiable pundonor su ahora proclamada y demostrada pobreza.

viernes, 19 de febrero de 2010

EL "DEDAZO" DE AZNAR Y LA PARÁBOLA DEL PIRÓMANO Y EL CAPITÁN DE LOS BOMBEROS




"Algunos parecen empeñados en demostrar que no pueden vivir sin mí" ,

dijo Aznar mientras obsequiaba con un obsceno "dedazo" a quienes le abucheaban



Hay ex-presidentes de gobierno que se retiran con dignidad y los hay que se muestran aun más indignos cuando se ven libres del protocolo y las exigencias institucionales inherentes a su cargo. Aznar es un buen ejemplo de ello.


Tras ser apartado de la presidencia (por las urnas y por su megalomanía de dictadorzuelo que se aupaba de puntillas en la foto de las Azores a la sombra de dos gigantes), Aznar empezó a transformarse en Ansar, un patético muñecote manejado por las paranoicas manos de un tejano paleto y visionario que invadió Polonia a su modo bombardeando Irak en defensa de su visión desordenada del orden mundial.


Ansar nos sorprendió chapurreando un mal ingles julioiglesiano y se hizo hábil en el arte de poner las piernas sobre la mesa al tiempo que daba conferencias por todo el mundo aprovechando los pocos huecos de agenda que le dejaban sus sesiones de abdominales.


No era el paradigma de un ex-presidente digno pero, al menos, no molestaba; no mucho para ser más exactos.


Pero todo se fue al traste cuando sus ansias de poder y protagonismo (que nunca le abandonaron) le impulsaron a opinar sobre la situación política de España con un aura de prepotente deidad que muchos interpretaron como claramente patológica.


Al igual que Jesucristo, Ansar comenzó a utilizar metáforas en sus prédicas y proclamó rotundas sentencias con las que enardecía a sus acólitos, tales como aquél “nunca nadie ha hecho tanto daño a España en tan poco tiempo” dedicado a Zapatero.


El colmo de sus desvaríos se produjo recientemente en la Universidad de Oviedo cuando con la Parábola del Pirómano y el Capitán de los Bomberos (¿a caso se veía a sí mismo como el el Mesías que recogerá los escombros de la crisis y refundará una nueva España?) puso más alto el listón de sus delirantes despropósitos.


Algunos creyeron que estábamos ante el principio de una nueva metamorfosis: Ansar convertido en un nuevo Jesucristo.


Pero todo se fue al traste cuando el nuevo Mesías abandonó la Facultad de Económicas ovetense saludando con un gesto obsceno a quienes le increpaban llamándole fascista y asesino.


Con toda seguridad, el auténtico Jesucristo (que enseñaba a perdonar y a poner la otra mejilla) nunca habría actuado como él, ni tampoco habría puesto las piernas sobre la mesa mientras respaldaba una guerra.


Aznar, Ansar, Jesucristo de pacotilla, ¿Por qué no te callas? ¿Por qué no nos dejas en paz ya para siempre?

martes, 16 de febrero de 2010

TEREZIN. UNA MACABRA MUESTRA DEL HORROR NAZI



Entrada al Campo de Terezin



Una pesadilla blanca
de chimeneas quemando sangre
para hijos de Judea
con rara estrella y rostro de hambre *


Terezin (Theresienstadt) es un pueblo fortificado (construido a finales del siglo XVIII por el emperador José II en honor a su madre María Teresa) situado a poco más de 60 Km. al norte de Praga y tristemente conocido por albergar un campo de concentración durante la II Guerra Mundial levantado sobre la fortaleza grande (guetho judío) y la fortaleza pequeña (campo de concentración propiamente dicho) de la antigua edificación militar alrededor de la cual surgió el núcleo urbano que aun hoy perdura.

A pesar de que la fortaleza nunca tuvo una función específica como campo de exterminio sí que sirvió de prisión para más de 150.000 judíos de los cuales, 33.ooo murieron como consecuencia del hacinamiento y las precarias condiciones de vida y otros 88.000 tras ser trasladados a los aunténticos campos de aniquilación.

Tras el fin de la contienda, la fortaleza se destinó para usos militares hasta que en 1996 fue abandonada.
Hoy en día está abierta al público como muestra del holocausto y museo en memoria de la víctimas.
Anexo a la fortaleza se encuentra un cementerio donde reposan los restos de los cadáveres que no pudieron ser identificados.


Cementerio de Terezin



HISTORIA DE TEREZIN

La macabra propaganda nazi exhibió Theresienstadt como una colonia judía modélica en la que se confinaba "provisionalmente" a judíos que habían destacado por su calidad como artistas (muchos de ellos eran músicos muy conocidos a nivel internacional y con una resonancia que debía quedar a salvaguarda de las actuaciones genocidas del III Reich), "un lugar donde los ancianos judíos alemanes podían retirarse con tranquilidad a disfrutar de la última etapa de sus vidas".



Llegada de judíos a Terezin


Se llegó a rodar una película con el título Der Führer schenjt den Juden eine Stadt (El "Führer" regala una ciudad a los judíos") que ensalzaba las excepcionales condiciones de vida en un lugar que, en realidad, no era más que un "campo de paso" o "antesala de la muerte" donde se fraguaban los traslados masivos a los verdaderos campos de exterminio.


Fotograma de Der Führer schenjt den Juden eine Stadt


La hipocresía nazi permitió que en 1944 visitara Terezin una delegación del Comité Internacional de la Cruz Roja. Para tal evento, los nazis adecentaron el campo e instalaron a los deportados (muchos de los cuales fueron asesinados tras la visita) en un "campo familiar" donde tenían previsto exhibirlos si la delegación manifestaba su interés por verlos.

La farsa de Theresienstadt, dirigida a desmentir la existencia de los verdaderos campos de exterminio, incluía múltiples actividades de tipo cultural tales como la representación de una ópera infantil (Brundibár) del compositor checo Hans Krása en la que participaron presos niños que luego fueron deportados a Auschwitz.


Terezin de los niños jugar
con la muerte común
mientras pintaban el cielo azul,
mientras soñaban con corretear,
mientras creían aun en el mar,
y los llevaban a caminar para no regresar *


Si bien Terezin no fue el más horrible de los campos nazis, sí que ostentó el dudoso honor de ser una de las mayores muestras de la hipócrita desvergüenza nacionalsocialista.

La ciudad de Terezin estaba "gobernada" por un Consejo Judío, poseía un banco con su moneda propia, cafés, tiendas..., y sobre todo orquestas. Muchas orquestas.


Una de las orquestas de Terezin


Todo un decorado huero que se activaba cuando se recibía la visita de alguna delegación internacional (a quienes estaba vetado el derecho de visitar los campos con cámaras de gas ). En estas ocasiones especiales, se obligaba a los judíos a interpretar el papel de felices habitantes en una feliz ciudad.



BRUNDIBÁR




Brundibár es el título de una ópera basada en una canción popular checa a la que Hans Krasá (músico cuya obra recibió claras influencias de Gustav Mahler) puso música para que fuera interpretada por diez niños solistas y un coro infantil.

Krása no pudo asistir al estreno de su obra (en un orfanato judío en 1942) por encontrarse confinado en el campo de Terezin donde más tarde se le encargaría dirigir las actividades musicales de la "Administración de actividadaes de tiempo libre".

Meses después irían a parar tambien allí tanto el director de la ópera como los niños del orfanato y tantos otros que permanecieron en el Guetho de Terezin antes de ser deportados a los campos de exterminio.

En Terezin llegaron a darse más de cincuenta representaciones de Brundibár ante un público compuestos tanto por prisioneros como por sus verdugos.

Los principales protagonistas de la ópera son Aninka y Pepicek (dos niños huérfanos de padre que deben conseguir leche fresca para curar a su madre gravemente enferma) y Brundibár (un organillero ambulante que con su música cautiva a todo aquel que le escucha).


Escena final de una representación de Brundibár en Terezin


Los reclusos veían en la figura del organillero a una especie de Hitler vencido por la voluntad del bien mientras los SS solo interpretaban la obra como un divertimento infantil representado en un idioma que no entendían.

El espíritu de Brundibár encierra una alegoría a la esperanza donde la fuerza de voluntad del espíritu humano demuestra que el bien puede triunfar al convertirse en la mejor manera de luchar contra el mal.

Pero lo cierto es que muy pocos de los niños que participaron en las representaciones sobrevivieron.
Tanto los solistas como los coros tenían que ser renovados constantemente como consecuencia de las deportaciones masivas.

También Hans Krása murió allí.




EPÍLOGO



Grupo de niños judíos en Terezin


Ni siquiera la esperanza de que el arte pudiera aliviar el sufrimiento de las víctimas al hacerles creer que el bien triunfaría finalmente sobre el mal puede aun hoy calmar nuestras conciencias al evocar su recuerdo.


(*) “Terezin” (1968) Canción de Silvio Rodríguez.



DISCOGRAFIA RECOMENDADA

Hans Krása: Brundibár.
An Opera for Children. Music of Remembrance.
Director: Gerard Schwarz.
Discográfica: Naxos







AZNAR BAJO PALIO O EL SUEÑO INCONFESABLE DE ROUCO






He llegado a plantearme si alguien en la sede del PP le escribe las pastorales a Rouco. Al menos eso podría deducirse de la que el pasado domingo leyó el cardenal arzobispo de Madrid en la que, muy lejos de reflejar el espíritu evangélico de la defensa del débil frente a la opresión del poderoso, fomentaba un clima de catastrofismo en clara sintonía con la estrategia habitual del PP.

En su escrito, Rouco Varela no exhortaba a buscar soluciones sino, mas bien, ejercia de oposición alternativa al proferir quejas tremendistas ("¿quien garantizará las prestaciones para desempleo, jubilación y enfermedad?") que atribuían la crisis económica a una pérdida de valores "éticos morales y espirituales".

Rouco apelaba en su pastoral a una "conversión política" como solución a la debacle económica, en clara insinuación a la necesidad de un cambio de gobierno.

De ahí a repartir papeletas electorales en los confesionarios hay solo un paso.

¡ Que Dios nos coja confesados !

domingo, 14 de febrero de 2010

EL REY Y LA CRISIS


¿INJERENCIA, EXTRALIMITACIÓN DE FUNCIONES O CORTINA DE HUMO?




La ronda de contactos iniciada por el Rey con representantes del mundo financiero, empresarial y sindical, así como su postura favorable a un Pacto de Estado anticrisis han puesto en tela de juicio la oportunidad y hasta la constitucionalidad de la intervención de Don Juan Carlos.


A este respecto, el presidente del Congreso, José Bono, ha declarado en la SER que el interés del monarca por "lo que ocurre en España" le parece "normal" así como también, se ha manifestado favorable a que se alcance un Pacto de Estado.


Como consecuencia de la actuación del monarca, una ola de declaraciones ha inundado la escena mediática con posturas encontradas respecto a si el Rey se está extralimitando en unas funciones que la Constitución le acota limitándole a ejercer tan solo como árbrito y moderador de una escena política en la que no debería participar activamente.


¿Debe el Rey manifestar su opinión e influir en lo que tiene o no tiene que hacer el Gobierno en esta situación de crisis?


Sinceramente, esto es algo que me trae sin cuidado, a pesar de que intento acatar tanto la presencia de Juan Carlos como el papel de Jefe de Estado que le otorgaron las urnas en base a una Constitucion que, por cierto, no debería ser hermética a cal y canto sino flexible y revisable en función de las necesidades de cada momento.


Considero que al polemizar sobre la actuación del monarca no se hace mas que tender una cortina de humo que distrae la atención del verdadero foco candente de la crisis. Quien quiera hablar acerca del Rey y sus funciones, debería hacerlo cuando las turbias aguas de nuestra maltrecha economía vuelvan de nuevo a su cauce. Solo entonces sería oportuno reconsiderar (y hasta cuestionar ) la razón de ser la monarquía en una democracia más consistente y madura que la de los inciertos años del post-franquismo.


Hasta entonces, señor Zapatero (y me dirijo a usted, como presidente de Gobierno y único responsable de las decisiones políticas a tomar) pienso que debería limitarse a hacer tan solo lo que se esperaba de un gobierno de izquierdas por parte de aquellos que le votaron, es decir, gobernar con un realismo y una contundencia acordes con las necesidades actuales. Con pactos o sin pactos, pero, sobre todo, en sintonía con el ideario que usted defendió en cada campaña electoral en la que participó. Sin miedo a tomar decisiones, aunque sean impopulares y poco rentables electoralmente, y sin miedo a desagradar tanto a empresarios como a la banca.


Y mientras tanto, dejemos a la monarquía al margen de nuestras preocupaciones. Al menos, de momento.

sábado, 13 de febrero de 2010

ANUNCIO POR PALABRAS

MI EXPERIENCIA CON YOLANDA




No se si será mi por presbicia pero lo cierto es que cada vez percibo mas minúsculas las letras de los anuncios por palabras.

Menos mal que la sección de contactos suele incluir alguna que otra foto y eso ayuda a los que, como yo, solemos olvidar casi siempre las gafas de leer.

Hace unos días, mientras desayunaba en un bar que hay cerca de mi casa, leí el siguiente anuncio:


"Yolanda, casada, madura insatisfecha. Escote generoso. Completa. Por motivos económicos. Foto real".


Luego seguía el número de un teléfono móvil.


Me llamó la atención que Yolanda se anunciara como “completa” , pues daba por supuesto que una profesional como ella nunca llevaría una pierna ortopédica (por poner un ejemplo). Tal vez podría admitir la posibilidad de un ojo de cristal, pero una pierna ortopédica, nunca.


Tras comprobar que nadie se fijaba en mí, miré con detenimiento la foto que acompañaba al anuncio y confirmé que, efectivamente, el escote era generoso así como que estaba adornado con dos púdicas estrellas que ocultaban las areolas y los pezones de los pechos de Yolanda. También llamó mi atención una tira negra que le tapaba los ojos y volví a pensar en el ojo de cristal. Sin embargo, el hecho de que la foto no mostrara las piernas de la chica me puso en alerta. ¿No ocultaría algún defecto físico al asegurar (con mayúsculas) que era completa?Asaltado por una repentina y morbosa curiosidad, memoricé el teléfono antes de cerrar el periódico y salir del bar.


Bien avanzada la tarde decidí marcar el número que aun recordaba. Mi curiosidad se había hecho mayor a lo largo del día y ya no aguantaba la incertidumbre.

- Si, dígame...

- Hola, llamo por lo del anuncio… – dije con prudente cautela.

- Vale cariño, te cuento...

Y vaya si me contó. Yolanda me dio una descripción tan pormenorizada de sus servicios que el precio de su tarifa me pareció ridículo al mismo tiempo que mis hormonas se disparaban como las de un adolescente en su primera cita.

- ¿Te viene bien si paso a visitarte mañana, a eso de las doce del mediodía? - Le pregunté ansioso.

- ¡Ay no cooorazón! Por las mañanas no puedo. Tengo que ir a rehabilitación, de lunes a viernes. Y los fines de semana no trabajo.


Me bastó escuchar la palabra "rehabilitación" para que mi libido se fuera al traste al tiempo que me sentía como si alguien acabara de golpearme con una prótesis ortopédica.

Ya no supe que decir.

Sin más, colgué el teléfono siendo consciente de que entre Yolanda y yo solo podía existir un amor platónico.

Otra vez será.

jueves, 11 de febrero de 2010

AZNAR, HITLER Y YO. ¿TRASTORNO ALUCINATORIO O CRISIS DE IDENTIDAD?






Ayer por la mañana, al despertarme, me invadió una extraña sensación. No fue hasta el momento de afeitarme cuando comprobé que mi cara no era la misma de siempre. Tras atribuir mi alucinación matutina a las escasas cuatro horas que había dormido, me metí en la ducha sin concederle mayor importancia. Sin embargo, cuando bajaba en el ascensor, la imagen que me devolvió el espejo no dejaba lugar a dudas: mi cara no era la mía sino la de José María Aznar.

Ya en el trabajo, tuve la sensación de que mis compañeros me miraban con recelo y, aunque nadie se atreviera a decir nada, conforme avanzaba la mañana, me reafirmaba en el convencimiento de que todos fingían.

Fue a la hora del almuerzo cuando me asaltó una duda terrible y tuve que ir a los servicios al tiempo que me desabrochaba la camisa corriendo por el pasillo preso de un ataque de ansiedad. Una vez delante del espejo comprobé que mi abdomen seguía allí, abultado y flácido como siempre y, entonces, concluí que mi metamorfosis, al menos de momento, era tan solo facial.


El resto del día transcurrió sin mayores contratiempos excepto dos ocasiones en las que tuve el casi irrefrenable impulso (que afortunadamente controlé) de telefonear a George Bush.

Ya por la noche, al llegar a mi casa, me sorprendí a mi mismo poniendo en el reproductor de deuvedés una película de Schwarzenegger que hacía meses me regalaron con el periódico y a la que nunca presté atención y ni siquiera llegué a quitarle el celofán.

Después de ver la película (que reconozco haber seguido con interés), me cepillé los dientes mientras por enésima vez contemplaba mi nuevo rostro en el espejo del baño. Luego me metí en la cama, no sin antes realizar una tabla de diez series de abdominales que jamás hasta entonces había sido capaz de completar.

Y hoy, a las siete de la mañana, de nuevo ha vuelto a suceder.

Nada mas despertarme, me ha asaltado una rara y absurda necesidad: quería invadir Polonia a toda costa. Yendo aun con el pijama, y antes de empezar a afeitarme, he puesto un cedé de Richard Wagner en la minicadena (algo extraño en mí, pues nunca me ha gustado la ópera) y al mirarme como siempre en el espejo, he comprobado, estupefacto, como mi frente lucía un lacio mechón de pelo negro (yo que siempre he sido pelirrojo rizado) al tiempo que un pequeño y ridículo bigotillo poblaba mi labio superior.



Sin concederle mayor importancia me he puesto mi uniforme, me he calzado unas relucientes botas negras y, con paso marcial, me he encaminado a mi trabajo.

“Al fin y al cabo, estamos en carnaval. No creo que nadie repare en mi aspecto”, he dicho para mis adentros en un intento de disipar mis dudas de identidad y normalizar la nueva vida que se abría ante mí.

lunes, 8 de febrero de 2010

POR UN PACTO DE ESTADO CONTRA LA CRISIS





SI EL PP GANARA LAS ELECCIONES...


Tras estos puntos suspensivos podrían construirse decenas de fases tanto desde la fidelidad del voto conservador como a partir del desencanto de quienes reparten su preferencia entre los dos partidos mayoritarios (y votaron PSOE en los últimos comicios), así como también, desde la desesperación de quienes ya no aguantan más la crisis.


Probablemente, nada se resolvería si los populares llegaran a gobernar por mor de una moción de censura, pero también podría suceder que los expertos del PP nos sorprendiera con una receta que rescatara a nuestra maltrecha economía del callejón sin salida en que se encuentra.


Bien analizadas, ninguna de estas dos posibilidades parecen válidas ni aconsejables. La primera (moción y elecciones) equivaldría a una absurda pérdida de tiempo, energía y dinero, mientras que la segunda (recetas bien guardadas y no compartidas) pondría al descubierto la falta de patriotismo de un PP que estaría privándonos de sus mágicos remedios al anteponer su ansia de poder a los intereses de la ciudadanía.


Si hay una situación en la que gobierno y oposición deberían unir sus fuerzas y olvidarse de la farsa vodevilesca que interpretan día a día, es sin duda ésta que actualmente sufrimos.


¿Por qué no llegar a un pacto de Estado multipartito?

¿Por qué no remar todos en el mismo sentido relegando, al menos por una vez, la lucha por el poder hasta tiempos de bonanza económica?

domingo, 7 de febrero de 2010

¿ ESTAMOS ANTE EL PRINCIPIO DEL FIN DE ZAPATERO ?




Aparentemente nadie en el partido socialista ha cuestionado hasta ahora las decisiones de Zapatero, al menos públicamente. Sin embargo, de la noche a la mañana, el paseo en barca de su mandato se ha convertido en una solitaria travesía a través de un desierto donde empiezan a crecerle los enanos.


El PSOE da muestras de fragmentación cuando alguno de sus líderes consideran que su máximo dirigente debería “reaccionar con carácter urgente”.


El presidente de Castilla-La Mancha, Jose Maria Barreda, ha cuestionado la gestión de su líder y ha apostado por una remodelación del Gobierno así como una reducción de ministerios, alineándose de este modo con las tesis de los populares.


El comisario europeo Almunia ha equiparado la situación económica de España con la de Grecia, posicionándonos en esa segunda división europea a la que aludía el ex-presidente Aznar cuando, además, afirmaba que “nunca nadie [refiriéndose a Zapatero] ha hecho tanto daño en tan poco tiempo”.


Los sindicatos mayoritarios han salido de su silencio de los corderos (corderos obedientes a la voz de su amo) con una firme oposición al reciente pensionazo.


La ministra Salgado ha sido desautorizada por su partido horas después de que remitiese a Bruselas un programa de estabilidad donde proponía ampliar a 25 años el periodo para el cálculo de las pensiones.


Según el semanario Tiempo, el presidente Zapatero ha pedido la ayuda de su predecesor Felipe González y del ex-ministro Solbes en busca de una salida europea a la crisis.


Mientras tanto, la oposición (que aventaja al PSOE casi en cuatro puntos en intención de voto) aguarda sentada a que el barco socialista se hunda solo, incapaces como son de hacer nada más desde un acéfalo partido sumido en luchas internas.


Triste panorama para una ciudadanía que sufre las consecuencias de una crisis tan anunciada como peor gestionada.


No le corresponde a quien escribe exponer soluciones, y no lo haré, aunque si apuntaré algunas sugerencias directamente dirigidas a esa inopia en la que vive instalado el presidente , pidiéndole que, por una vez, gobierne sin miedo a adoptar medidas que, aunque impopulares, aporten soluciones mas allá del rédito electoral de las mismas. Que descienda al mundo real y sea capaz de devolver la ilusión (¡Zapatero no nos falles!) a aquellos que ya no cree en él. Que anteponga la lucha contra el paro (así como la flexibilización de nuestro rígido sistema económico y un más que necesario pacto social) a cualquier otro tipo de problemas. Y por último, que aplique sin tibios tapujos el ideario de izquierdas que le condujo a la presidencia que hoy ostenta.