sábado, 31 de diciembre de 2011

DESAYUNO SIN DIAMANTES

(mi desayuno del 31-12-2011, y última crónica del año)




A quienes tilden de demagogo este artículo quiero advertirles que llevan mas razón que un santo, pues, por una vez, voy a escribir al dictado del lado mas visceral y menos cerebral de mi inspiración como observador de la realidad sociopolítica. Dicho queda para que nadie se sienta tan engañado como quienes creyeron al PP cuando les prometió que no subirían los impuestos, ni tan indignado como yo me encontraba esta mañana mientras leía unos periódicos que casi me amargan el desayuno.


Rajoy pone sus cartas (algunas) boca arriba

Aunque conocía desde ayer la noticia, me ha enervado de nuevo leer que el mismo PP que en campaña electoral prometió no subir los impuestos, ha puesto sus cartas (intuyo que sólo algunas) boca arriba al anunciar una subida salvaje con la que pretenden solucionar la crisis a golpe de impuestos contra los bolsillos de las clases medias y bajas por mucho que González Pons se empeñe en defender con euforia populista que "los más débiles no pagarán el ajuste".


Hombres ricos y hombres pobres

No he caído de una higuera y soy consciente de que siempre hubo ricos y pobres. También sé que, gobierne quien gobierne, nuestros políticos siempre se beneficiarán de unos sueldos y gozarán de unos patrimonios muy por encima de la media de los ciudadanos a quienes administran y por quienes dicen desvivirse hasta el extremo de “darlo todo por ellos”.


Los cuatro jinetes del Apocalpsis

Sin embargo, y pese a tener claro que los gobernantes pertenecen a una casta que vive como Dios y no pasan por privaciones mas allá de prescindir (solo un poquito) de algún lujo superfluo, cuando esta mañana he visto en los diarios las fotos de los cuatro jinetes del Apocalipsis (Soraya Sáenz de Santamaría, Luis de Guindos, Cristóbal Montoro y la responsable de Empleo, Fátima Báñez) que ayer anunciaron con buena cara sus malas nuevas económicas, he pensado cuan relajados parecían y que poco repercutiría en sus confortables vidas y en sus contabilidades domésticas ganar mil euros mas o mil euros menos al mes en contraste con los millones de contribuyentes para quienes puede ser un drama dejar de percibir unas decenas de euros como consecuencia de los recortes.

La diferencia de estatus y de nivel socioeconómico entre los gobernantes y sus gobernados es tan abismal que resulta casi obsceno escuchar a ciertos ministros, banqueros de élite o hasta a nuestro despistado Rey decir que “tenemos que apretarnos el cinturón porque atravesamos una situación difícil y es responsabilidad de todos poner los medios para salir de ella”, dicho esto con una solemnidad tal como si nuestros próceres estuvieran al borde de la indigencia.


Un despiste real, sin duda

Me siento en la obligación de aclarar mi "lapsus linguae" al calificar de “despistado” a nuestro Jefe de Estado (con todos los respetos que don Juan Carlos me merece) pero resulta chocante que el Monarca sospechara, presuntamente, de ciertas irregularidades en las actividades empresariales de su yerno Urdangarín y en lugar de dar cuenta a quien correspondiera (“la justicia es igual para todos”), mantuviera cerrada la boca y “recomendara”, en 2009, un prudente y millonario exilio en Washington a la familia de los duques de Palma.

Quiero pensar, y lo digo sinceramente, que el silencio del Rey durante estos años ha sido un bienintencionado “despiste” que, no obstante, la Casa Real debería clarificar para que nadie insinúe (Dios nos libre) un “encubrimiento de delito” por parte de Su Majestad si se llegara a demostrar que su díscolo yerno cometió algún acto delictivo, sobre todo de esos que prescriben con el paso del tiempo y benefician al presunto delincuente con el silencio de quienes sospechan de él o incluso sabían de sus chanchullos.


Alarma roja en Zarzuela

La Casa Real debe tener un eficaz servicio de inteligencia que conocerá hasta el milímetro de cada paso que den sus miembros. Mal sería que así no fuera, al menos por su seguridad personal.
Así planteado, es probable que alguna sospecha hubiera acerca de las presuntas andanzas de Iñaki Urdangarin y su fulgurante enriquecimiento. Sin embargo, llama la atención que el mismo a quien ahora se le trata como un apestado y es borrado de las fotos oficiales, fuera el yerno ideal (hay unas elocuentes y recientes fotos de la Reina de visita en Washington) hasta que las investigaciones del caso Palma Arena pusieron en alerta roja a la Corona.

Tanto el Rey en su discurso de Navidad como el Príncipe heredero (en castellano uno, en catalán el otro) han hecho unas rotundas declaraciones que mas parecen una huída hacia delante para salvar los trastos y despejar cualquier sospecha acerca de la honestidad de la institución que representan.

Hasta los ingresos de la Familia Real se han hecho públicos en un ejercicio de transparencia que solo pone de manifiesto la opacidad que hasta ahora había al respecto.


Rodrigo Rato, Cospedal y Pajín

Pero volvamos de nuevo a mi desayuno.
Tras repasar la medidas adoptadas por el consejo de ministros del viernes 30 de diciembre (incremento del IRPF en todos sus tramos, nueva congelación de sueldo a los funcionarios y aumento de su jornada laboral sin retribución, incremento del IBI) he pasado unas páginas del periódico de turno y me he encuentrado con que el ex ministro de Economía Rodrigo Rato ha percibido en 2011 una suma de 2,34 millones de euros -sin contar con el sueldo variable- en concepto de retribuciones como presidente de Bankia. Se resalta además que Rato es el presidente de entidades bancarias de las llamadas “grandes” peor pagado del país.

Sensibilizado como estaba con aquello de “hombre rico, hombre pobre”, he meditado sobre como le podría afectar a un “banquero de alta gama” como Rato el severo ajuste del IRPF dispuesto por sus socios de partido y he soltado una estrepitosa carcajada que me ha hecho sonrojar al ver que en la cafetería donde siempre desayuno, todos me miraban en silencio.

Sin poder dejar de pensar, me han venido a la mente los sueldos por “diversos conceptos” que las señoras Cospedal o Pajín han cobrado este año y que tan cuestionados han sido por distintos medios de comunicación hace ya varios meses.

He avanzando unas páginas mas en el diario y me he encontrado con un apresurado análisis de como va a repercutir en los ciudadanos la subida del IRPF y me he preguntado si es justo que el 70% del dinero que obtenga el Estado por dicho ajuste vaya a recaer en el tramo de contribuyentes que ganan menos de 53.000 euros al año.

Como no me gustan los deportes ni tenía ganas de seguir leyendo, he cerrado los periódicos, los he dejado como propina encima de la mesa y tras sorber el medio café con leche frío que aun me quedaba, me he puesto la chaqueta y he salido a la calle para intentar despejarme. Aun no lo he conseguido.

Alberto Soler Montagud

viernes, 30 de diciembre de 2011

NO ES LOS MISMO UTILIZAR EUFEMISMOS QUE DECIR TONTERÍAS, SEÑORA MATO





En el microcosmos de la política los eufemismos son una herramienta que suaviza las mas controvertidas declaraciones, convierte en tolerables muchas medidas impopulares y transforma en políticamente correctas las críticas, infamias y denuestos que tanto abundan en el arte de gobernar.


De los "daños colaterales" al "cese temporal de convivencia"

Se habla de “daños colaterales” cuando se informa de muertes civiles, “operación militar” como sinónimo de invasión de una nación, “escudos humanos” en alusión a mujeres y niños expuestos como objetivo bélico y “fuego amigo" como el causante de muertes por error en el propio bando.

Son eufemismos con los que se intenta expresar decorosamente algo que dicho tal cual es resultaría duro, malsonante o difícil de admitir, y hasta verbalizar, sin ocasionar sonrojo. Recordemos que, gracias a un eufemismo, fue como la Casa Real pudo obviar la palabra “separación” al anunciar, hace años, el “cese temporal de la convivencia” entre la infanta Elena y su marido, el estrambótico Jaime de Marichalar.


Eufemismos en tiempos de crisis

En tiempos de crisis, los eufemismos ayudan a que los ciudadanos asimilen mejor las malas noticias suministradas por los medios. Al igual que sucediera con Zapatero cuando la "desaceleración" y el "crecimiento negativo" sustituyeron al vocablo crisis, el nuevo y flamante ministro De Guindos ha anunciado que éste trimestre la economía española arrojará cifras de “crecimiento negativo” igual que en el primer trimestre del año entrante. Es decir, que habrá seis meses consecutivos de decrecimiento, o lo que es lo mismo, una entrada en “recesión” aunque De Guindos no haya querido pronunciar la palabra en cuestión haciendo caso omiso a los propósitos de “llamar al pan, pan y al vino, vino” tal y como anunció en su discurso de investidura el ya presidente Rajoy.


Ana Mato y la “Violencia en el entorno familiar”

También la nueva Ministra de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad Ana Mato ha recurrido éstos días a un eufemismo, esta vez desafortunado y ambiguo, al considerar el asesinato de una mujer por su pareja en un pueblo almeriense como un acto de “violencia en el entorno familiar”. Una desacertada expresión que la directora general del Instituto Andaluz de la Mujer, Soledad Pérez, calificó como "un retroceso, un paso atrás y un error al no reconocerse que éste asesinato fue fruto de la violencia de género, de la violencia machista y quedar solo en el eufemismo de la violencia familiar".

Aunque al día siguiente la ministra rectificara, lo hizo diciendo que "no hay ningún cambio de terminología sino solo una manera de hablar", "da igual el nombre cuando al final se trata de un asesinato” y también que "lo importante no es el nombre, sino que todavía hoy haya muchas mujeres que mueren a manos de las personas que, en teoría, más deberían quererlas".


¿Está usted segura de que el nombre no importa señora Mato?

Si “lo importante no es el nombre” según la señora Mato, ¿podría explicar de un modo convincente porqué su partido se opone a los matrimonios entre personas del mismo sexo y se alega solo un rechazo a que esas uniones se llamen igual que los matrimonios tradicionales como si fuera solo “una cuestión de nombre?”

En una entrevista radiofónica a Alicia Sánchez-Camacho, la lideresa del PP catalán declaró que “nosotros desde luego hemos sido partidarios de las uniones entre personas del mismo sexo, pero no con el mismo nombre que el matrimonio que todos hemos conocido hasta ahora”, una afirmación hecha desde un falso progresismo de derechas con en el que ni ella ni la mayoría de sus compañeros de partido comulgan, pues es de sobra sabido que no es cuestión del nombre que se le de a la unión de dos personas sino la negación de los derechos inherentes al hecho de ser pareja y estar oficialmente casados siendo del mismo sexo.


Colofón

Los eufemismos son un recurso retórico que se convierte en necesario para suavizar la realidad y cuyo uso parece irresistible para los políticos, sobre todo cuando están en el poder. El recientemente derrotado gobierno socialista utilizó un repertorio eufemístico con el que parecía huir de la realidad, tanto que evitó utilizar la palabra “crisis” cuando nos encontrábamos (igual que media Europa) inmersos en ella y se nos hizo creer que la recuperación económica era inminente en base a unos “brotes verdes” que no eran mas que un deseo sin datos que avalaran su existencia. Pero al parecer su forma de actuar fue la adecuada en aquellos momentos y lo mismo habrían hecho los populares de haber gobernado entonces. De hecho, el nuevo gobierno de Mariano Rajoy sigue la escuela del de Rodríguez Zapatero cuando sus primeras declaraciones en materia económica son clónicas a las del gobierno socialista. ¿Fallaron antes los del PSOE o es el PP quien reconoce que acertaron en su modo de comunicarse con la ciudadanía? Tal vez no se trate de lo uno ni de lo otro y no haya mas certeza que la necesidad de los políticos de utilizar los eufemismos como herramientas de convicción al propagar ciertas informaciones dirigidas a sus potenciales votantes y cuya aceptación no se quiere perder.

Alberto Soler Montagud

martes, 20 de diciembre de 2011

URDANGARÍN, JULIÁN MUÑOZ, LA INFANTA CRISTINA Y LA PANTOJA





Muy flaco favor se le haría a la democracia (y hasta a la Corona) si las presuntas y delictivas andanzas de Iñaki Urdangarin se diluyeran en el olvido tras haber encrespado a la opinión pública durante unas semanas, cuestionado los cimientos que sustentan a la Monarquía, promovido algún chiste fácil y calentado motores con chácharas en la barra de algún bar mientras el asunto se desvanecía por ese pacto no escrito que arreboza a los miembros de la Casa Real con un servil respeto que mas les perjudica que enaltece.

Un grave conflicto para la corona
Precisamente porque el señor Urdangarín no es Julián Muñoz ni los monárquicos mas entusiastas van a tolerar que la Infanta Cristina se vea inmiscuida en un brete como el que le amarga la vida a la tonadillera Isabel Pantoja, el “caso Urdangarín” se hace especialmente delicado por el menoscabo y descrédito que le supone a la Corona cuyo prestigio y subsistencia se sustentan en la imagen que transmite y que decide el grado de aceptación que el pueblo le dispensará en cada momento.

Un país de “presuntos”
Situaciones como las presuntas aventuras financieras del duque de Palma hacen que la capacidad de asombro de los ciudadanos disminuya mientras se impone ese eufemismo llamado “presunción” o "presunto" que acompaña y suaviza a tantos calificativos (delincuente, malversador, defraudador, ladrón…) mientras se protegen los derechos de quienes quebrantan la ley.
Así se va alimentando el escepticismo y al sufrido contribuyente le importa poco si a la lista que encabezan prohombres como Carlos Fabra, José Joaquín Ripoll, Francisco Camps, Jaume Matas o Julián Muñoz, se incorpora a un ilustre miembro de la Casa Real como es el caso del exbalonmanista Iñaki Urdangarin.

El Museo de Cera se pronuncia
Resulta curioso que ante la lentitud de reacción de la Zarzuela los responsables del Museo de Cera de Madrid hayan tenido muy claro el trato que le correspondía al duque consorte de Palma, o al menos el lugar que debería ocupar tras el reciente affaire que salpica a la Casa real. Aunque también pudiera ser que dicha Casa le hubiese confiado al museo la misión de informar a la plebe quienes son “non gratos” para la Monarquía, que todo es posible y mas lss asuntos de palacio y su especial protocolo.
Viene esto a cuento porque, de la noche a la mañana, se retiró la figura de cera del duque de Palma del lugar que ocupaba en el museo tras despojarla del chaqué que vestía y embutirla en una indumentaria deportiva y plebeya antes de llevarlo bien lejos de la familia real, concretamente al lado del futbolista Raúl, el ciclista Indurain y el tenista Rafa Nadal entre otros, todos ellos personajes muy queridos y populares pero con una sangre del mismo color que la inmensa mayoría de los mortales, es decir, en ningún caso sangre azul.

¿Sabía el Rey lo de Urdangarín?
Han trascendido una serie de informaciones que, de ser ciertas, serían poco ejemplarizantes para la Monarquía. Por ejemplo, se afirma de que en 2007 un asesor le informó al Rey de lo que ahora se va conociendo respecto a Urdangarín y que el monarca se limitó a “aconsejarle” que cesara en la actividad de la fundación y que él y su familia se trasladaran a los Estados Unidos. Es decir, que en lugar de aprovechar sus prebendas como Jefe de Estado para enmendar los presuntos desmanes financieros de su hijo político y ordenar que se devolviera hasta el último céntimo del dinero que pudo ser indebidamente apropiado, la Corona silenció el tema y no se tomaron mas medidas que enviar a un presunto infractor, a su esposa y a sus hijos a un lujoso y millonario destierro provisional allende los mares.

Zarzuela hará públicas sus cuentas antes de fin de año
Sorprende que sea precisamente ahora cuando la Casa Real anuncie que “estudia hacer recortes en sus gastos” y que publicará, antes de que acabe el año, “un desglose del presupuesto que recibe anualmente” del erario público. Y claro, la duda que surge es si la Monarquía habría decidido igualmente apretarse el cinturón y volverse tan transparente en sus cuentas (cuando hasta ahora no ha desvelado ningún informe detallado ni se le conoce mas que la cuantía anual de lo que percibe) si el yerno díscolo no les hubiera puesto en la situación de descrédito en la que ahora se encuentran.

Izquierda Unida se anticipó a la Casa Real
Curiosamente, unos días antes de que la Casa Real anunciara su nueva imagen de “cuentas claras”, Izquierda Unida promovió una recogida de firmas a través de Internet para que la Casa Real hiciera pública la asignación que recibe de los Presupuestos del Estado y las rentas y patrimonio de cada uno de sus miembros siendo que la Constitución nada dice de que las cuentas para el mantenimiento de la Casa Real deban ser “opacas ni secretas”. Además, IU exige en su recogida de firmas que la Familia Real haga públicos los regalos que recibe, las organizaciones en las que sus miembros tienen algún cargo, las actividades por la que perciben ingresos así como las acciones que poseen en sociedades empresariales o mercantiles.

La Monarquía tiene la obligación de ser inmaculada
Sin duda, la foto de un miembro de la familia real (por mucho que se diga que Urdangarin no lo es) sentado en el banquillo ante un juez resultaría catastrófica para la Corona y le ocasionaría una pérdida de apoyo mayor de la que está sufriendo durante los últimos años.
Si a esto añadimos que la Infanta Cristina es copropietaria, junto con el duque consorte, de una de las empresas implicadas en el “caso Urdangarin”, la situación se le complica a una familia que, a todos los efectos, tendría que ser perfecta, limpia, pulcra e inmaculada. Porque, reconozcámoslo, en ningún aspecto la Familia Real puede permitirse el lujo de ser una familia normal como tampoco se le puede permitir una sola imperfección, muy al contrario de lo que sucede con otras ilustres familias, como la de un presidente de Gobierno, que puede ser todo lo imperfecta que le venga en gana.
¿Y por qué no puede tener imperfecciones la Familia Real y sí la de un Presidente de Gobierno, se preguntarán algunos lectores? Muy sencillo: porque a un presidente de Gobierno se le puede elegir a través de las urnas y si su actuación no es del agrado de la mayoría se le puede echar por el mismo procedimiento, algo que obviamente no sucede con el Rey ni tampoco con sus sucesores.

Colofón
Llama la atención que la policía aun no le haya adjudicado un nombre en clave al “caso Urdangarin”, cuando es bien sabido que los responsables policiales suelen prescindir coloquialmente del número de diligencia de un caso y lo sustituyen por un ingenioso remoquete del tipo: Brugal, Nécora o Gürtel.
La finalidad de ésta practica tiene su origen en un intento de no hacer público los nombres de víctimas, presuntos implicados o incluso la demarcación geográfica (sobre todo en pueblos pequeños) donde ha tenido lugar un acto delictivo a fin de preservar la privacidad o los aspectos mas íntimos y reveladores de una investigación.
En un intento de colaboración por parte de quien firma éste artículo, en el caso de que la policía aun no le haya adjudicado un nombre al caso que afecta yerno del Rey, sugiero un par de opciones. La primera es “Operación handball” (los ingleses llaman handball al balonmano) y la segunda “Caso Herzog siendo que es así como se traduce “duque” en alemán. No obstante, intuyo que en ésta ocasión no habrá privacidad que guardar, el asunto acabará siendo el “Caso Urdangarin”, y solo el tiempo confirmará por donde van a ir unos tiros que intuyo, primera vez, apuntando al corazón de alguien con sangre azul que, en la salud y en la enfermedad, tal vez pague con su cónyuge lo que en justicia le corresponda.


Alberto Soler Montagud

sábado, 17 de diciembre de 2011

RICARDO COSTA NO SE ATREVE A LLEVAR AL JUICIO NINGUNO DE SUS CAROS RELOJES



En una muestra mas de sinvergonzonería y menosprecio a la inteligencia de quienes asistimos al espectáculo que ofrecen algunos de nuestros políticos, llama poderosamente la atención que Ricardo Costa luciera en el juicio que le ha llevado al banquillo, a él y a Francisco Camps, un barato reloj de plástico de la marca Casio cuando es de todos conocida su pasión por los relojes caros.


¿A quien pretendía engañar?


¿Que asesor de imagen o mal amigo le recomendó al compungido Ricky que luciera un look tan pobre en su exquisita muñeca?




Recordemos que en una de las conversaciones intervenidas por la policía a El Bigotes, Costa apareció como presunto receptor de un reloj de lujo valorado en 20.000 euros (según Álvaro Pérez) que le habría regalado el diputado autonómico y ex alcalde de Alicante Luis Díaz Alperi.



Haciendo clic en éste enlace puede verse un reportaje con parte de la obscenamente cara colección de relojes de Ricky Costa, casi todos valorados en mas de un millón de las antiguas pesetas (y alguno en varios millones)


lunes, 12 de diciembre de 2011

¿HABRÁ CORRALITO EN ESPAÑA? ¿PUEDE VOLVER LA PESETA?






Aunque el riesgo de un ”corralito” en la España de 2011 parece improbable, la lógica advierte que no es imposible cuando quienes sostienen que no habrá una debacle como la de Argentina en 2001 son los mismos “expertos” que hace muy poco negaban, por “improbable”, que Grecia fuese a la quiebra o que Portugal e Irlanda estuvieran al borde del rescate. ¿Habrá que echarse temblar cuando esos mismos expertos aseguran que nuestro país y el euro están fuera de peligro? ¿Deberían preocuparnos los paralelismos entre la España de hoy y la Argentina de hace 10 años? ¿Es razonable el miedo de quienes se plantean retirar sus ahorros de los bancos y guardarlos en cajas de seguridad en forma de oro, dólares o francos suizos?
Preocupación y temores fundados
Al escribir éste artículo lo hago desde la preocupación compartida con tantos conciudadanos que temen una merma aun mas severa de su diezmado poder adquisitivo y la posibilidad de que desaparezca el estado de bienestar logrado a base de impuestos y esfuerzos. Antes de escribir ésta crónica quisiera advertir de mi ignorancia en materia económica, un handicap que trataré de compensar con el sentido común, la racionalidad y la cordura que intento aportar en cada uno de mis escritos.
Miedo a un corralito español
Al ser tan grave la situación se impondría que en las medidas de ajuste que el gobierno de Rajoy adopte para recuperar la confianza inversora y para dar liquidez a las arcas públicas no se incurra en los errores del modelo argentino que en noviembre de 2001 cristalizó en una masiva retirada de capital de los bancos por parte de los grandes inversionistas hasta colapsar la banca mientras el FMI se negaba a refinanciar la deuda y a conceder un rescate que el Gobierno del entonces presidente de la Rúa tuvo que contrarrestar con una restricción del retiro de depósitos bancarios conocida popularmente como el corralito.
Ajustar sin dejar de producir ni renunciar a las prestaciones sociales básicas
Con estas premisas, el nuevo gobierno deberá hacer lo imposible para que los ajustes fiscales que se apliquen no se limiten a “reducir el gasto y aumentar los impuestos” sin antes baremar y establecer un orden de prioridades orientadas a seguir produciendo mientras se retoma la senda del crecimiento.
El gobierno Rajoy tendrá que “dar prioridad a la reducción de la tasa de desempleo” y también hacer frente a los compromisos futuros contraídos en forma de deuda sin mermar la competitividad ni renunciar a las prestaciones sociales básicas (sanidad, enseñanza, pensiones) que en todo momento deberán quedar garantizadas.
¿Salir del euro mejoraría la situación para España?
Aunque una de las opciones “terapéuticas” ponderada por los sectores “duros” de la economía contemple la desaparición de la moneda única, la mayoría de analistas consideran que ésta medida perjudicaría a Europa y sobre todo a España que vería dañada la competitividad frente a sus vecinos europeos.
Según un estudio realizado por ING, salir del euro y volver a la peseta le supondría a España una depreciación en torno a un 50% e implicaría para 2012 un PIB del -3% , una tasa de paro del 25,5%, y una elevación del IPC hasta el 5% (casi el doble que el actual).
Las repercusiones negativas inherentes a la salida del euro serían, entre otras, :
1. Devaluación de la moneda nacional para ser más competitivos frente nuestros vecinos europeos.
2. Subida de los tipos de interés, lo que aparentemente beneficiaría la rentabilidad de los productos financieros y de las cuentas corrientes, pero perjudicaría los intereses de los créditos personales o hipotecarios que, lógicamente, subirían.
3. Aumento de la inflación e incremento de los precios, y por tanto del IPC, lo que vaciaría mas pronto los bolsillos de los ciudadanos cada mes.
4. Incremento del riesgo de fuga de capitales por parte de los inversores en busca de refugio en otras monedas.
¿Qué debería hacer el nuevo gobierno del PP?
El gobierno que designe Mariano Rajoy deberá poner en marcha unas “medidas de emergencia” que estén en sintonía con las directrices del consenso comunitario y con los ajustes que comenzó a aplicar Zapatero en la recta final de su gobierno.
A pesar del respaldo que les supone a los populares contar con una mayoría absoluta, la gravedad de la situación les obliga moralmente a pedir la colaboración de los partidos de la oposición (todos, sin excepción) cuando tengan que tomar determinadas decisiones drásticas que sorprenderán a una parte de su electorado acostumbrado a escuchar deseos y promesas en campaña electoral pero no un programa concreto ni unas directrices claras de gobierno.

Einstein y la crisis
En cierta ocasión Albert Einstein dijo que “en los momentos de crisis, sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”, y no le faltaba razón, aunque tal vez hoy tuviera que añadir a la imaginación una pizca de sentido común, consenso, honradez y juego limpio, todo ello aderezado con una sensata tregua en la rivalidad entre partidos y tantos otros aditamentos como el lector sensato tendrá sin duda en mente.
Diez medidas de emergencia a modo de sugerencia
Tome nota Sr. Rajoy:
1-Reducción drástica del gasto y ejemplaridad en el castigo al fraude y la corrupción.
2-Eliminación de las duplicidades en la Administración pública.
3-Que ninguna administración gaste más de lo que ingresa
4-Revisar la fiscalidad de las autonomías y adecuarla a la actual situación de emergencia.
5-Ejercer un mayor control sobre las administraciones regionales y locales, a fin de combatir las gestiones deficitarias.
6-Suprimir altos cargos innecesarios del tipo asesores, consultores o designaciones de confianza.
7-Valorar la conveniencia de suprimir el Senado y las Diputaciones Provinciales.
8-Que el aumento de impuestos (que sin duda vendrá) no repercuta en la productividad y permita ayudar a los emprendedores y a las pequeñas empresas en forma de reducciones fiscales y de las cuota a la Seguridad Social para incentivar la contratación y reducir el cierre de empresas.
9-Subir drásticamente los impuestos de determinados productos no básicos (y perjudiciales para la salud) como el tabaco y el alcohol.
10-Elaborar un plan consensuado de emergencia (que implique a gobierno, universidades y empresarios) para reducir el paro juvenil.

Colofón
Considerando como premisas todo lo hasta aquí expuesto y llegado el momento de exponer las conclusiones, no quisiera concluir sin antes formularle al lector tres preguntas que me inquietan profundamente:
1-¿Habrá un corralito en España?
2-¿Deberían sacarse los ahorros del banco (quienes los tengan y por pequeños que sean), para cambiarlos por dólares o por unos gramos de oro, guardar todo bajo del colchón y esperar a que lleguen tiempos mejores, o tal vez peores?
3-¿Volverá la peseta con la consiguiente devaluación, subida de tipos e inflación?
Carezco de respuestas para éstas cuestiones, y soy consciente de que éste articulo es mas expositivo que resolutivo, pero tengo bien claro que es momento de tomar medidas y que algunas tendrían que haberse adoptado hace ya tiempo, cuando las vacas gordas se cebaban obscenamente delante de nuestras narices sin dejarnos ver mas allá de la turbia burbuja que ocultaba un aciago horizonte.


Alberto Soler Montagud  

https://twitter.com/titansoler

miércoles, 7 de diciembre de 2011

LA RIVALIDAD ENTRE JUNG Y FREUD EN "EL LEGADO DE UN TITÁN"

La rivalidad entre Jung y Freud es una evidencia histórica que ha trascendido al paso de los años. Si bien en principio coincidieron, Jung se apartó de la línea maestra del psicoanálisis con su teoría de los arquetipos y, entre otras cosas, jamás llegó a compartir la profunda aversión de Freud hacia la religión.

Es un hecho que, aunque ambos coincidieran al principio en percibir el nazismo como un peligro ascendente en la Alemania de la década de los años treinta, Jung evolucionó hacia una postura filonazi que le condujo a infravalorar a la raza judía.

Aunque muchos de los discípulos de Jung trataran –aún hoy lo hacen- de minimizar su entusiasmo por el nacionalsocialismo, hay contundentes testimonios en forma de artículos, cartas y entrevistas que constatan que Jung no sólo simpatizó con la ideología nazi, sino también trató de devaluar al judío Sigmund Freud y excluir su obra de los países de habla alemana en su propio beneficio.

Carl Gustav Jung llegó a afirmar, en relación con la teoría psicoanalítica del inconsciente, que “el inconsciente ario tiene un potencial mayor que el judío”.

En el capítulo 21 de la novela El Legado de un Titán podemos leer “… Jung había sido un afamado psiquiatra suizo (de ascendencia alemana) de principios de siglo que se había alejado de la teoría freudiana al interesarse por las tradiciones ocultas, la alquimia y el esoterismo. Se consideraba un hecho que Carl Gustav Jung simpatizó con el nazismo y esta circunstancia empañó su carrera aunque él lo desmintiera siempre. Lo cierto era que el dilema de las simpatías de Jung por Hitler y sus postulados fue sedimentando con el paso del tiempo hasta llegar a convertirse en una controversia que aun en la actualidad no había quedado resuelta aunque sí reforzada por el hecho de que muchos de los nazis actuales consideraban a Carl Gustav Jung como uno de sus ideólogos mas admirados y respetados…”.


http://youtu.be/llE8T26chLU

martes, 6 de diciembre de 2011

UN BEBÉ LLAMADO CONSTITUCIÓN




Algunos artículos de la Constitución que tratan cuestiones básicas como el derecho al trabajo, las condiciones laborales dignas, el acceso a las pensiones y a los servicios sociales, el derecho a una vivienda digna, a la sanidad y la salud pública y el acceso a la cultura y la promoción de la ciencia y la investigación, al igual que tantos otros artículos presentes en la Carta Magna, incomprensiblemente no parecer implicar obligatoriedad por parte del gobierno de turno por tener un valor mas enunciativo que estricto y concluyente y quedar sometidos a las circunstancias especiales por las que el país atraviese en cada momento y al grado en que los mandatarios estén dispuestos y/o en condiciones de asumirlos y cumplirlos.


La Constitución española fue aprobada en Referéndum el 6 de Diciembre de 1978 para consolidar un modelo que evitara el riesgo de ruptura en la transición del franquismo a la democracia y garantizar la monarquía como forma de jefatura del Estado en base una la Ley de Sucesión franquista promulgada en 1947 que convirtió en Rey a Juan Carlos de Borbón cuarenta y ocho horas después de la muerte del dictador.


Monarquía y Constitución

Según algunos constitucionalistas la forma de Jefatura del Estado no se consultó específicamente a los ciudadanos cuando se sometió la Constitución a referéndum el 6 de diciembre de 1978, con lo que la “constitucionalidad” de dicha Jefatura sería mas que dudosa cuando, al parecer, los artículos del 56 al 65 del Título II obligarían a ratificar la Monarquía dentro de la propia Constitución, una vez ésta fuera aprobada. Con ello, surge la delicada cuestión de que la instauración de la Monarquía y de la Jefatura del Estado no sean mas que el cumplimiento de la voluntad política de Francisco Franco.

Sea como fuere, una vez superada la transición y consolidada la democracia, la Monarquía y la transmisión de la Jefatura del Estado de un padre a su hijo en base a las leyes de la genética como único argumento y sustento meritorio aportado por el aspirante se ha convertido en una tema candente y cuestionado, cada vez mas, por la ciudadanía.


Se imponen cambios y revisiones

Aunque serían muchos los ejemplos que ayudarían a entender la necesidad de una puesta al día de la Constitución, tal vez no sea hoy el momento mas adecuado cuando se celebra el aniversario de éste hermoso bebé que cumple sus primeros 33 años sin haber pasado una sola revisión por el pediatra ni haberse inmunizado con vacunas que le protejan de los males inherentes los cambios impuestos por la modernidad y las nuevas circunstancias sociales.

Es tanto lo que ha evolucionado la sociedad española desde 1978 que resulta incomprensible que la Carta Magna siga siendo el hermoso e intocable bebé que nadie se atreve a modernizar, ni permitir que madure adaptándose a los nuevos tiempos. Un hermosote y crecidito rorro que de seguir así, se volverá tan rancio como hieráticas e inamovibles son las momias egipcias o la intocable monarquía "constitucional" que estos días anda de capa caída por culpa de un díscolo yernísimo que dejó el balonmano por el mas rentable "talón-en-mano".

Una vez mas, que Dios con pille bien confesados y con la vasija de la paciencia colmada hasta el borde del desparrame.


Alberto Soler Montagud

sábado, 3 de diciembre de 2011

EDDIE HIGGINS UN PIANISTA DE JAZZ NO DEMASIADO CONOCIDO


Hay músicos que pasan desapercibidos en las enciclopedias del jazz al quedar eclipsados por quienes realmente alcanzaron la cima del éxito y monopolizaron la atención de los amantes del género. Éste sería el caso de un pianista de jazz, compositor y orquestador con un fraseo en sus dedos muy en la línea de Teddy Wilson.

Se trata de EDDIE HIGGINS (1932-2009), un pianista elegante donde los haya, exquisito, sofisticado e injustamente tildado por algunos críticos puristas de "simple músico de piano jazz bar" por no saber ni querer captar la genialidad que subyacía en la técnica con la que Higgins ejecutó sus reflexivas baladas y la magistral lectura que hizo de los mas conocidos temas que han alcanzado la categoría de standards del jazz.

En un intento de rememorar la figura de Higgins, destaquemos que su época mas gloriosa tal vez fuera la que durante los años cincuenta y sesenta se dedicó a tocar con su trío en el “London House Restaurant” de Chicago, un club de jazz ubicado en la esquina entre Wacker Drive y Michigan Avenue donde tambien se dejaron ver por temporadas algunas celebridades como Oscar Peterson, Ramsey Lewis, Dave Brubeck, Erroll Garner, George Shearing, Ahmad Jamal y muchos otros mas. Como curiosidad, constataré que el mítico club cerró en la década de 1970 para mas tarde acabar siendo un Burguer King.

Durante su larga estancia en Chicago, Higgins grabó un considerable número de discos tanto en solitario como con su trío o quinteto o también acompañando a músicos de muy diferentes estilos como Coleman Hawkins, Wayne Shorter,Bobby Lewis o Al Grey. También orquestó diversos proyectos, propios y ajenos, que igualmente llegaron al vinilo.

A partir de los años ochenta, Eddie Higgins hizo varios circuitos al ser invitado a festivales jazzísticos en Europa y Japón, país este último donde sus lanzamientos lo convirtieron en número uno de ventas.


UN TEMA MUSICAL COMO MUESTRA

Autumm Leaves interpretado por Eddie Higgins trio en una de sus últimas apariciones en público.

DISCOGRAFÍA RECOMENDADA

Eddie Higgins es uno de esos pocos músicos de los que me atrevería a recomendar cualquiera de sus discos escogido al azar. Pero puestos a concretar, sugeriría tres:


Como muestra de piano destaca el disco Standards by Request 1st & 2nd day , dos discos en los que el pianista desgrana con una sensibilidad exquisita una treintena de temas estándar del jazz que harán las delicias incluso de aquellos que aseguran dicen no entender este tipo de música.




La segunda recomendación es Bewitched, una grabación de Eddie Higgins trío que en su corte 12 ofrece una deliciosa versión del tema As time goes by (interpretado por “Sam” en el film Casablanca).





En tercer y último lugar destacaré Moonlight Becomes You, una grabación del quinteto de Higgins esta vez acompañado de una orquesta de cuerdas como colchón de fondo (Eddie Higgins With Strings) que hará las delicias de los oídos mas sensibles.




Ahora solo queda ir a una tienda, encargar los CDs y luego disfrutar.